top of page

....

Cada poro de mi piel le pertenece. He recorrido tantos lugares y nunca me sentí mejor que cuando sus manos se posan sobre mi.

Quiero seguir siendo suya, pertenecerle en alma y cuerpo, ¡vida mía! Sus manos hacen magia cada vez que usted me toca.

Yo me dejo llevar cuando estoy entre sus brazos. Pierdo la compostura, la conciencia, el pudor... todos mis sentidos.

Soy completamente suya, pienso mientras usted marca territorio con el recorrido que hace sobre mi con sus dedos, sabe que le pertenezco por completo.

Sus manos son lo único que quiero sentir cuando he tenido un mal día, usted huele a deseo cuando a mi se acerca y yo le dejo hacer de mi lo que quiera, deseo infinitamente que se deshaga poco a poco de lo que traigo puesto, que me desnude de apoco y acaricie mi entrepierna de la manera en que mejor sabe hacerlo.

He intentado convencer al corazón de no quererlo tanto porque si algún día lo pierdo será inevitable el daño, pero ha sido en vano, estoy atrapada y rendida ante sus majestuosas manos. Nunca imaginé sentirme así ante usted, sometida y sin voluntad de una forma tan sublime y magistral.

Siento que la vida me ha recompensado de alguna manera cuando la calidez que me brindan sus brazos al rodearme me inundan de ese sentimiento llamado amor, pasión y deseo.


Silvia D.

💙💙💙

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page