top of page

...

Yo dejé de sentir celos cuando vi que mujeres como yo, hay muy pocas. Cuando me di cuenta de lo mucho que vale mi presencia, cuando vi que ninguna es competencia, pero lo más importante, cuando comprendí que cada quien está donde quiere estar.

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Adelanto de Las Puertas del Averno

Las Puertas Del Averno. (Y Se Abrieron…) Prólogo: Agosto, dos del dos mil veintidós. Hoy ya me puedo sentar, con el paso de los años y la mente clara, a escribir todo lo que pasó en aquel verano y año

Bình luận

Đã xếp hạng 0/5 sao.
Chưa có xếp hạng

Thêm điểm xếp hạng
bottom of page