top of page

Un Rincón para el Corazon

Besar tu cuello,

probar tu ser,

quiero ser el rocío

que despierte tu piel.

Hacer de tu pecho

mi refugio predilecto,

tus brazos la prisión

de mi cintura.

Que tu piel se erice

con el roce de mi piel,

ser quien despierte

las ganas de tu hombría.

Tus tormentas tempestuosas

por mi paz sean calmadas,

y tu instinto sediento

por mi manantial sea saciado.

Sonidos guturales emitidos por ti,

suspiros anhelantes que no puedas reprimir,

melodías de amor y deseo llegando a mis oídos,

invitandome a cometer las más placenteras perversiones.

Un ángel aprendiendo a pecar,

mientras un demonio intenta volar.

Iremos juntos, amor,a esa delgada línea

que separa a la noche del día,

dónde se encuentra la elección

de vivir de amor o morir por cobardía.

T.B.



1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Uff...

Ganas...

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page