top of page

Te elegí

Ay, amor mío, llegaste a mi vida así, sin hacer grandes esfuerzos, sin grandes pretensiones, como por molestar

Dos almas heridas que coincidieron en el momento justo para, lejos de las miradas indiscretas, hacer de sus cuerpos un solo templo donde reina el placer y en el cual, entre jadeo y jadeo, se vislumbra algo de cariño, de ese que sienten en sus corazones los amantes, aunque sus bocas jamás lo admitan

Lo sabemos, estamos claros, aunque no sepamos en que...

Por mi cuenta, seguiré sintiéndote en cada célula de mi cuerpo, especialmente en ese lugar cuasi sagrado en el que solo con escuchar tu voz al otro lado del teléfono, mana el más dulce elíxir que tus labios probarán

Amor mío, cuando llegue el día de la despedida, ese que inexorablemente ocurrirá cuando el Creador lo decida, mis dedos mantendrán vivo tu recuerdo en mi piel

Te lo prometo ...








Alma Rebelde

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Commenti

Valutazione 0 stelle su 5.
Non ci sono ancora valutazioni

Aggiungi una valutazione
bottom of page